Los mayas

complete-madrid-codex-550

En ésta sección encontrarás los siguientes temas:

1. Los mayas
2. Cosmovisión Maya
3. El Ciclo Calendarico Oxlajuj B’aktun
4. Las 4 Humanidades
5. Oración Popol Wuj

blanco2

Conoce más sobre Guatemala y su tradición milenaria Maya:

 

1. Los mayas

El pueblo Maya es una de las pocas civilizaciones antiguas que ha sobrevivido a través de los siglos. Sigue estando viva en México, Belice, El Salvador y especialmente en Guatemala, preservando sus tradiciones, cultura y cosmovisión. Ha sido un misterio para la humanidad, puesto que alcanzó un desarrollo extraordinario en las diferentes disciplinas del quehacer humano.

En el área de la astronomía predijeron con exactitud impresionantes eventos cósmicos como eclipses, calcularon a la perfección las órbitas de los planetas, desarrollaron cálculos sobre los movimientos sinódicos del planeta Venus y sobre los movimientos de las manchas solares, desarrollaron el calendario más perfecto que se ha creado, al cual hay que agregarle un día cada 180.000 años. También desarrollaron aproximadamente 20 calendarios entre los cuales se encuentran el calendario sagrado Cholq’ij (calendario humano en torno al cual gira el mundo maya), el calendario Ab´(basado en el año solar), y los calendarios agrícola, lunar y venusino, entre otros.

Hicieron grandes avances matemáticos. Fueron los primeros en crear el concepto del cero y las fracciones. Desarrollaron un sistema vigesimal que con el uso de solo tres símbolos (el cero, el punto y la barra) permite hacer todas las operaciones aritméticas, bien sea suma, resta, multiplicación, división, raíz cúbica y raíz cuadrada.

En arquitectura e ingeniería hicieron avances extraordinarios y construcciones monumentales, como las famosas pirámides. Desarrollaron sistemas de irrigación y construyeron el acueducto subterráneo que empieza en el golfo de Yucatán e irriga los estados de Yucatán, Quintana Roo en México y el departamento de Petén, en Guatemala y Belice, siendo la construcción más grande que ha hecho el ser humano.

Desplegaron un sofisticado sistema social basado en la teocracia que funcionó a la perfección por miles de años y se caracterizó por la complementariedad de género entre mujer y hombre. Así mismo, el acceso a la participación comunitaria desde la más temprana edad proporcionando a los jóvenes una madurez con conocimiento y armonía.

Las profecías y el conocimiento de esta antigua civilización muestran una perspectiva diferente de vivir la vida, ofrecen una forma armónica de relacionarse con la naturaleza y ponen al servicio de los hombres el conocimiento de la medicina tradicional, la admirable sabiduría del manejo del tiempo y la interrelación de las energías diarias de cada ser para consigo mismo y con su entorno.

 La cosmovisión

La palabra cosmovisión, tiene el origen en la unión de dos palabras griegas cosmos que significa mundo o universo, y visión, que se refiere a ver. Al unir las dos palabras se representa una forma de ver el mundo o el universo desde la cultura Maya. Esta se caracteriza por ser una visión de la naturaleza desde el punto de vista del ser humano y desde el movimiento de los planetas. En conclusión, desde las leyes del universo.

La cosmogonía explica cómo se origina el mundo y quiénes fueron sus primeros habitantes. Se encuentra en las comunidades Mayas por medio de la tradición oral, puesto que muchos de los documentos antiguos fueron destruidos por los españoles hace casi 500 años. Sin embargo, los líderes del pueblo Maya escribieron en caracteres latinos numerosos libros en la década de 1550, siendo el principal escrito en idioma k’iche’, conocido como Popol Wuj. Este volumen recoge la historia del pueblo k’iche’ de Chuwila’, hoy conocido como Chichicastenango.

La cosmovisión Maya se basa en cuatro principios básicos:

  • El carácter sagrado de la naturaleza y su conservación
  • Disfrutar de todas las etapas de la vida en su justa dimensión
  • Encontrar el equilibrio en nuestra vida, entre lo material y lo espiritual, entre la vida y la muerte
  • El carácter comunitario del ser humano

Es necesario, por tanto, tomar conciencia del daño que se le está haciendo a la Madre Naturaleza, para generar un cambio y minimizar sus efectos hoy representados en un número importante de desastres naturales que cada vez cobran más gravedad. Y atender el llamado de los Ancianos a retomar la espiritualidad, que no es más que el retorno al orden natural, el retorno a vivir en armonía.

2. Cosmovisión Maya

XOCHIKALKO-(193)

La palabra cosmovisión, tiene el origen en la unión de dos palabras griegas cosmos que significa mundo o universo, y visión, es decir, ver, al unir las dos palabras nos dice la forma de ver el mundo o el universo. La cosmo­visión maya indica específicamente la forma de ver el mundo desde la cultura maya.

La cosmovisión maya se caracteriza por ser una visión de la naturaleza, desde el ser humano, desde el movimiento de los planetas, en conclusión desde las leyes del universo.

La cosmovisión maya se basa en la cosmogonía o sea la forma en como la cultura maya explica cómo se origina el mundo, quiénes fueron sus primeros habitantes, esta cosmogonía se encuentra palpable en las comunidades mayas a través de la tradición oral, pues muchos de los documentos antiguos fueron destruidos por los españoles hace casi 500 años. Sin embargo los líderes del pueblo maya que aprendieron fácilmente a escribir en caracteres latinos, escribieron muchos libros  en las décadas de 1550  a 1600 y son la base de la cosmogonía maya. En la región maya de México se conocen como CHILAN B’ALAM y que a continuación llevan el nombre de la ciudad en que fue encontrado siendo el más famoso el CHILAN B’ALAM de Chumayel y en el área maya de Centro América se les conoce como MEMORIALES  que al igual que en México a continuación llevan el nombre de la ciudad donde se le encontró siendo el más famoso el de MEMO­RIAL de Chiwila o Popol Wuj siendo el principal escrito en idioma k’iche’ para dejar un documento con la historia de Chuwila’ hoy conocido como Chichi­castenango como obra máxima de las que se escribieron entre 1550 y 1600, conjuntamente con la tradición oral.

Los calendarios mayas también son otros de los pilares de la cosmovisión maya, pero en especial el Cholq’ij o calendario basado en el cuerpo humano, que nos habla de 20 nawales o energías que cíclica­mente se combinan con 13 potencias.

La cosmovisión maya no se aprende con un curso o leyendo un libro, puede proporcionarnos conocimientos básicos, pero en sí, la cosmovisión maya es una forma de vida que crece en nuestro ser con base en:

  • El carácter sagrado de la naturaleza y  su conservación.
  • Disfrutar de todas las etapas de la vida en su justa dimensión.
  • Encontrar el equilibrio en nuestra vida:
  • Entre lo material y lo espiritual.
  • Entre la vida y la muerte.
  • El carácter comunitario del ser humano.

3. El Ciclo Calendarico Oxlajuj B’aktun

7

El Baktun es un ciclo de tiempo del  calendario de la cuenta larga que consta de cinco medidas de tiempo: q’ij (día), winäq ( veinte días), tun (año de 360 días), k’atun (20 años) y b’aqtun (400 años) los cuales se van combinando con los días y numerales del calendario sagrado Cholq’ij.

En su desenvolvimiento y conteo final, el oxlajuj baktun es unz cuenta de 5200 años tun.

Hemos  anunciado que hay ciclos cortos y ciclos largos de tiempo, después de los ciclos de los baktun continúan otros ciclos de larga dimensión o registros astronómicos.

Según la cronología de que la abuelas y abuelos mayas registraron en las estelas como las de Coba  y Quirigua, el presente ciclo inicia en el 4 Ajaw 8 Kamk’u,13.0.0.0.0 fecha que corresoponde a un dia 13 de agosto  de 3113 a..C en algunas fuentes aparece 3114 a.C debido a que la cuenta gregoriana carece de año cero.

La finalización del este gran ciclo será el 20 diciembre y la apertura de un nuevo ciclo será en el solsticio de invierno , el 21 de diciembre  del 2012. Este dia marcara el registro del tiempo: 13 B’aktun, o katún, 0 tun, 0 Winaq, 0 Qij.

Si se le antepone al b’aqtun (unidad de medida del tiempo más larga) el número sagrado 13 (Oxlajuj), da como resultado la duración de una Era Maya, es decir Oxlajuj B’aqtun: equivalente a 13 períodos de 400 años, es decir, 5200 años de 360 días.

Al igual que los días, las eras se suceden pues para nosotros el tiempo es cíclico, ya que caminamos a través de una espiral en la que se sitúan paralelamente el pasado y el futuro.

En la cuenta Maya de los días, cada B’aqtun contiene 400 años que multiplicados por trece resulta  un total de 5.200 años, un período de Sol que ha ocurrido otras veces, desde que los antepasados Mayas empezaron a controlar y contar el tiempo. Esto sucederá el 21 de diciembre próximo, cuando concluyamos un B’aqtun más, que cierra un ciclo en el tiempo.

La apertura de este ciclo B’aktun  nos invita a reflexionar sobre la crisis ambiental y asumir con responsabilidad  ser uno con la Madre Tierra.

El cambio de B’aktun nos convoca a retomar y valorar los principios de vida, a asumir las pixab’ (consejos) de los abuelas y abuelos, además continuar la difusión de los conocimientos ancestrales en orden a los nuevos tiempos con sus propios desafíos y posibilidades.

Dicen los abuelos que la humanidad segura habitando la Madre Tierra, pero tiene que verla de manera diferente en el pensar, sentir, actuar y vivir.

Al acercarnos al cierre de un ciclo en nuestro calendario maya, es importante recordar que debemos asumir el Oxlajuj B’aqtun como una oportunidad y acontecimiento de liberación de nuestros pueblos, caminando hacia un nuevo amanecer; hacia un mundo más unido, solidario, justo, equitativo y equilibrado”.

4. Las 4 Humanidades

1

La civilización maya de Mesoamérica es uno de los pueblos con mayor tradición histórica en el mundo. Su libro sagrado Popol Wuj cuenta en detalle las creaciones de cuatro distintas humanidades. En el principio, se habla de la creación de los animales por Tz’akol (Creador de la Materia), B’itol (Formadora con el aliento), Alom (Dador de hijas), Kajolom (Dador de hijos), Tepew (Quietud), Q’uq’kumatz Quetzal, Serpiente), Abuela I´xmukane, Abuelo Ixpiyako’k, Junrakan, Chipa Kaqulja, Raxa Kaqulja, Corazón del cielo y Corazón de la tierra. En la primera creación, específicamente menciona la creación de la tierra y las montañas y de todas las especies animales designándoles su alimento y el lugar donde van a habitar.

Al ver las divinidades que estos seres no tenían la total capacidad para comunicarse y orar por ellos, deciden crear  la primera  humanidad, la humanidad de tierra y lodo (Ulew Xaq’o’l), se habla de la edad de piedra; humanidad que no funcionó, esta humanidad fue la primera que falló porque no los pudo adorar ni alimentar de forma ceremonial.

Las deidades decidieron crear la segunda humanidad. Llamaron a las abuela I´xmukane y al abuelo Ixpiyakok para que tendieran el Pixom Kaq’al (envoltorio sagrado). Esta lectura maya se hace con semillas de frijol de árbol, conocidas como semillas de palo de pito o colorines. Es el oráculo más antiguo que tiene la humanidad. A partir de esta lectura, las deidades decidieron crear humanidad winäq poy (hombres de madera) o Ajamché (hombres labrados) la edad patriarcal, del pastoreo y la ganadería. Esta creación fue un poco mejor. Estos seres se comunicaban entre sí, crecieron y se multiplicaron por la faz de la tierra, pero tampoco se acordaron de sus Creadores y Formadores.

Después de este segundo fallido intento, se decidieron a hacer una tercera humanidad que fue la de los Chi tz’ite’, que es la edad matriarcal de los pueblos cultivadores,  son seres hechos de semilla de fríjol de árbol. Esta humanidad al principio se acordó de orar y alimentar a sus Creadores y Formadores, pero poco a poco se fue olvidando de agradecer y alimentar a las deidades. Los creadores y formadores decidieron castigarlos con su propia tecnología. Esta se puso en contra de ellos y acabó con su civilización.

A partir de todos estos fallos, decidieron hacer la cuarta humanidad todavía en formación. Ésta es llamada winäq I’xim, humanidad de maíz,  que tiene una misión por completar,  refiriéndose al nuevo ser que vive en armonía con la totalidad de la existencia: es la humanidad de mujeres y hombres  que deben facilitar su equilibrio y su conciencia al resto de la humanidad para que haya armonía en todos los niveles de expansión. Es la humanidad que vive en armonía, que sabe orar y acordarse de sus Creadores. Corresponde a los pueblos indígenas actuales, principalmente a las comunidades mayas, y a algunas otras comunidades del mundo que viven en armonía y espiritualidad.

El libro sagrado maya Takan Wuj habla que vendrá una quinta humanidad y que esa humanidad será la humanidad de los hombres de miel. Habrá hermandad, armonía, espiritualidad y dulzura entre todos los seres humanos, con los animales y las plantas. Esta humanidad será la guardiana del siguiente Nim I’x Q’ij (Gran sol mujer), el siguiente ciclo que tendrá la humanidad que durará 67.600 años donde todos los hombres volveremos a ser hermanos. . el pueblo maya en un estado de conciencia.

Como dice la sagrada tradición en los textos mayas: “De nuevo todos seremos hermanos. Hermanos entre nosotros y de todo lo que nos rodea”. Popol Wuj

5. Oración Popol Wuj

Bendito principio (Majixik) del Oxlajuj B’ak’tun

Alom

K’ajolom

Tz’aqol

B’itol

Tepew Q’ukumatz, Asi llamados:

Se acerca el amanecer,

¡Que termine la obra!

Que aparezca los que sustentan,

los que nutren;

las hijas nacidas en claridad,

los hijos nacidos en claridad,

¡Que aparezca la humanidad,

la gente sobre la faz de la tierra!

Popol Wuj

Anuncios